La importancia de mantenerse activo a todas las edades

A lo largo de nuestros años mantenerse activo es de suma importancia, y en especial a medida que envejecemos. Llegar  a la vejez no debe ser sinónimo de traumas o molestias sino más bien una etapa de nuestras vidas que debemos afrontar con mucho entusiasmo, vitalidad y felicidad.

Sin embargo, a medida que avanzamos en edad nos invade el temor, esto porque solemos pensar en los cambios, no solo físicos sino emocionales y realmente no debería ser así, porque mantenernos activos a medida que envejecemos nos ayuda a ser feliz.

Mantenerse activo a medida que envejecemos nos ayuda a ser feliz

La población de personas mayores está en auge, y con ello también radican los cambios que esto genera, en especial a nivel emocional. Pero, si gozamos de fuerzas vitales pero sobre todo de alegría y fortaleza ser mayor implica tener un mundo de posibilidades por disfrutar.

Muchas veces creemos que envejecer implica estar limitados, y al tener esos pensamientos dejamos de vivir, disfrutar y lo peor de todo, nos olvidamos de ser feliz porque ya dejamos de plantearnos metas y objetivos.

Aquí les contaré la historia de Martha

Martha es una mujer que a sus 20 años contrajo matrimonio con el que sería el hombre de sus sueños (la ilusión de toda dama). Luego de tres años de feliz vida amorosa, lograron procrear a su primer hijo, en total tuvieron 3.

Cuenta que se sentía plena, y entre sus sueños estaba llegar a la vejez acompañada de su esposo. Su vida dio un cambio radical,  a sus 34 años se divorció. Las esperanzas e ilusiones de Martha se desvanecieron.

De ser una persona alegre y divertida pasó a ser amargada. A pesar de ser una mujer joven cuando se separó, le tocó ser madre y padre a la vez, y desde entonces solo dedicó a trabajar.

Se olvidó de divertirse, su vida estaba envuelta en una oscuridad. A sus 40 años Martha se sentía desvanecida, sin fuerzas. Un buen día se dio cuenta que eso no era lo que deseaba, solo quería seguir avanzando en edad pero con mucha vitalidad.

Así que decidió ser feliz, y se preguntarán cómo lo hizo. Pues muy fácil, a pesar de su edad, comenzó a ejercitarse, cambió su vida agitada por una muy activa. Y no solo eso, sino que inició un estilo de vida saludable.

Empezó a disfrutar de cada etapa sin tener limitaciones, aunque la sociedad se los imponía. Para ella ya no hay imposibles. En la actualidad, ya tiene 56, todo lo que hace es reír y disfrutar de cada minuto de su vida.

Todavía se ejercita. A pesar de sentirse triste, sale al mundo con una sonrisa inigualable, y lo mejor de todo, asegura que su anhelo sigue siendo llegar a un centenario sintiéndose más feliz. El secreto de mantenerse activo a medida que envejecemos, es vivir.

Sin duda, esta historia nos demuestra que mantenerse activo y llevar un estilo de vida sano nos ayuda a ser felices y más cuando avanzamos en edad. No importa si envejecemos lo realmente importante es vivir.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *